El arroz II



Sigamos hablando del arroz.

La capacidad que tienen los granos para pasarse después de la cocción será distinta según las variedades y el tratamiento que haya recibido.

Debe ser cocido en un líquido hirviendo con abundante cantidad de sazonamiento ya que por sí solo tiene un sabor insípido.

En algunos casos se rehoga en un poco de aceite de oliva para favorecer que los granos queden más sueltos.

La cocción en los arroces secos y caldosos deber ser prolongada y lenta evitando que le liquido hierva a borbotones.

Es importante para evitar que se pegue no moverlo una vez se haya iniciado la cocción, excepto cuando se elaboran los rissotos.

En las elaboraciones de sopas, durante la cocción, el arroz se añadirá momentos antes de servir.

El arroz al cocerse se va hinchando y absorbiendo todas las sustancias del liquido en el que este cociendo, por eso es conveniente cocerlo con líquidos sustanciosos para darle un sabor característico.

0 comentarios:

Publicar un comentario