Como Tratar las Legumbres antes de su Cocción


Como norma general conviene revisar las legumbres para eliminar las posibles impurezas que puedan tener (residuos vegetales, hollejos, ramas o algún insecto).

En las lentejas debemos tener un extremo cuidado en las que las “materias extrañas” pueden pasar desapercibidas junto a las semillas, por ser de tamaño más pequeño.

Las legumbres se deben poner en remojo 24 horas antes de su cocción, para que se hidraten y facilite la cocción.

El agua debe cubrir las legumbres sobradamente, ya que estas se hinchan aumentando su volumen.

Para las alubias y las lentejas el remojado será en agua fría y para los garbanzos en agua tibia, de lo contrario no resultaran tiernos.

0 comentarios:

Publicar un comentario