Como tratar las verduras para su consumo




En primer lugar las hortalizas deben ser lavadas con mucho cuidado, para retirar los restos de tierra e impurezas que puedan tener.
No dejar las verduras limpias sobres alimentos cocinados.
Si se van a consumir crudas ( ensaladas…), deberemos sumergir las verduras en abundante agua con unas gotas de lejía, durante algunos minutos. Después debemos lavarlas bien con abundante agua.
Para cocinarlas, salvo algunas excepciones, debemos cocerlas con poco agua, ya contienen abundante agua que se desprende durante la cocción, aún así el mejor método sería hacerlas al vapor.
Los tiempos de cocción deben ser suficientes para ablandar las verduras, pero sin sobrepasarnos para no destruir sus vitaminas.
No se deben añadir productos durante la cocción como el bicarbonato, porque con ellos hacemos que pierdan valor nutritivo.


0 comentarios:

Publicar un comentario